DEMANDA DE CASACIÓN LABORAL_20

IMG_5167

ABOGADOS FRANCISCO VELASCO Y PAULA GONZÁLEZ

ABOGADO FRANCISCO JAVIER VELASCO VÉLEZ

ABOGADO FRANCISCO JAVIER VELASCO VÉLEZ

ABOGADOS FRANCISCO JAVIER VELASCO VÉLEZ Y PAULA ANDREA GONZÁLEZ CANDELA. PLAZA DE BOLIVAR. PALACIO DE JUSTICIA DE LA REPÚBLICA DE COLOMBIA. BOGOTÁ D.C. 2011

VLUU L200 / Samsung L200

La excepción de compensación de los pagares con sus intereses de mora propuesta por la Universidad de San Buenaventura parte demandada, fue declarada NO PROBADA por el despacho judicial. Guardo silencio dentro del ordinario laboral sobre ellos. Intento cobrarlos por senda separada en la jurisdicción civil. UN ERROR MÁS DE SUS ABOGADOS. Al no compensarlos el 11 de enero de 2005, es decir, al momento del despido inconstitucional, ilegal e injusto de su empleado, violó el artículo 1715 del Código Civil.

EXP.76001-31-05-005-2005-00185-01  RADICACIÓN  50379 ACTA 08 / 2011-03-15

Ord. Francisco Javier Velasco Vélez contra

Universidad San Buenaventura

APARTES DE LA DEMANDA DE CASACIÓN LABORAL DEL abogado francisco javier velasco vélez CONTRA LA UNIVERSIDAD DE SAN BUENAVENTURA, Seccional de Cali, Colombia, Sur America.

……………………Adujo que adicionalmente a las fallas de FORMA ya anotadas sucintamente, hubo fallas de FONDO en la elaboración de la carta de despido.

1 OBJETO ILÍCITO (artículo 1518 del C. C.), de la CARTA DE DESPIDO, por incurrir en objeto moralmente imposible [obligaciones de hacer (mover del cargo) y de no hacer (no entregar el dinero de la indemnización)]: Retirar de hecho, de su puesto de trabajo, por la fuerza (vía de hecho), a su empleado de tantos años, para colocar allí un FRAILE y retener el dinero de su indemnización, por hacer eso y no cumplir lo que la ley manda, violó claramente la CONSTITUCIÓN POLÍTICA (artículos 13 y 29) por omisión, y el artículo 55 (lealtad, buena fe) y el PARÁGRAFO del artículo 62 de C. S. T., que es una LEY LABORAL, de orden público, de obligatorio cumplimiento, norma de castigo, de aplicación restrictiva y sólo como última ratio. Al no señalar la CAUSA CONCRETA y el HECHO ESPECÍFICO que la violaba o la configuraba —Contiene en el fondo una clara falsedad ideológica en documento privado, una estafa, un hurto

 2 CAUSA ILÍCITA (artículo 1524 del C. C.), de la CARTA DE DESPIDO por ser contraria a las buenas costumbres y al orden público, contiene implícitamente un claro motivo de FRAUDE, de ESTAFA, de ATRACO, CON EL FIN DE RAPAR, ESQUILMAR, USURPAR, SAQUEAR,  MIS DERECHOS ADQUIRIDOS CON LA DEMANDADA POR TANTOS AÑOS, en el fondo de la CARTA DE DESPIDO subyace sin lugar a dudas, un conscius fraudis, un consilium fraudis, un eventos damni, un animus nocendi, pues evidentemente su FIN, su FINALIDAD pretende, busca ilegítimamente, antijurídicamente QUITAR o RETIRAR de su puesto de trabajo por la fuerza (vía de hecho) a FRANCISCO JAVIER VELASCO VÉLEZ (estabilidad absoluta: reintegro derivado de considerar nulo el despido), quedarse con el dinero de su indemnización, dañar su hoja de vida impoluta de servicio a la sociedad por el termino de treinta (30) años, lesionar su proceso de jubilación, pero el más grave de todos los motivos, necesitaban poner en su puesto de trabajo a un FRAILE, para poder moverse libremente, sin obstáculos, dentro de la institución, como efectivamente ocurrió, es decir, se requería quitar al demandante de su cargo porque era un estorbo para lo que ellos pretendían hacer dentro de la fundación, como finalmente sucedió, por un tiempo de dos (2) años, en mi puesto de trabajo fue colocado el Fraile JOSÉ HERNANDO MORENO PATIÑO, cuando nunca óigase bien —nunca― en los cuarenta (40) años de existencia del puesto, nunca un FRAILE había ocupado tal posición, porque se trata de un oficio eminentemente técnico. Para corroborar este HECHO, invito a los HONORABLES MAGISTRADOS DE LA SALA DE CASACIÓN LABORAL a examinar el testimonio de DELIO ANTONIO MERINO ESCOBAR, visible a folio 427, fila o renglón 26, cuaderno # 1, y el testimonio de DIEGO FERNANDO VICTORIA ZULUAGA, visible a folio 599, pregunta № 49., cuaderno # 1.

3 VICIO EN EL CONSENTIMIENTO de la CARTA DE DESPIDO por FUERZA (artículo 1514 del C. C.), del MINISTRO PROVINCIAL sobre el Rector Fray HERNÁN ELÍAS PEÑA QUIJANO, por OBEDIENCIA RELIGIOSA.

El R. P. Fray Hernán Elías Peña Quijano era la AUTORIDAD MÁXIMA de la INSTITUCIÓN, pues era al mismo tiempo su representante legal, no sólo de la seccional de Cali, sino de toda la Universidad en Colombia, era su Rector General, todo de conformidad con el certificado del Ministerio de Educación Nacional visible a folio 55 y las actas 23 y 24 del consejo máximo visibles a folios 247 a 250 y 257 a 261, cuaderno # 1en donde quedo claro, es un hecho, que no sólo la autonomía constitucional del Rector fue violada, sino también la de su CONSEJO MÁXIMO.

 Es un hecho, que la misiva de retiro, la firmó el Rector, sin saber los motivos por los cuales se debía ir FRANCISCO JAVIER VELASCO VÉLEZ su trabajador de tantos años ―CATORCE (14) AÑOS, TRES (3) MESES Y VENTICINCO (25) DÍAS EN EL ÚLTIMO CARGO— pues si bien él la firmó ―por obediencia religiosa con su superior—  él no la elaboró, ella fue redactada por la abogada MARTHA LUCÍA DAZA RENGIFO (un tercero) y la firmó bajo la fuerza de su superior jerárquico en la ORDEN FRANCISCAN DE LOS HERMANOS MENORES (ordo fratrum minorum) PROVINCIA DE LA SANTA FE DE COLOMBIA, el padre ministro provincial Fray FRANCISCO LEONARDO GÓMEZ VERGEZ (también un tercero), quien había intervenido ilegalmente la UNIVERSIDAD DE SAN BUENAVENTURA, SECCIONAL DE CALI, de conformidad con el acta de fecha 15 de septiembre de 2004, visible a folios 244, 245 y 246, cuaderno # 1lo hizo por obediencia religiosa— hecho que violó flagrantemente no sólo la AUTONOMÍA del Rector, sino al mismo tiempo la AUTONOMÍA DE ESTIRPE CONSTITUCIONAL de la Universidad de San Buenaventura, establecida por el constituyente primario, en la CARTA SUPREMA, en su artículo 69, en beneficio de la INSTITUCIÓN y sus miembros, no, en beneficio de su fundadora, la ORDEN FRANCISCANA DE LOS HERMANOS MENORES (ordo fratrum minorum) DE LA PROVINCIA DE LA SANTA FE DE COLOMBIA, todo lo contrario, fue hecha en defensa principalmente de ella, que cree dentro de su ingenuo imaginario, QUE LA UNIVERSIDAD DE SAN BUENAVENTURA es su CAJA MENOR, cuando el FISCO NACIONAL durante los últimos CUARENTA (40) AÑOS que la UNIVERSIDAD DE SAN BUENAVENTURA lleva de fundada en Colombia, ha INVERTIDO en ella MILES DE MILLONES DE PESOS al no cobrar el impuesto de renta. Es por eso que la Institución pertenece al PUEBLO DE COLOMBIA, obviamente ellos incluidos, pero no como ingenuamente piensan ellos, que creen que todo ese PATRIMONIO es de ellos. Si esa interpretación, fuera válida, entonces, sería un magnífico negocio fundar instituciones sin ánimo de lucro (que no pagan impuesto de renta), para años mas tarde cuando este llena de dinero, retomarla, para apoderarse de toda esa plata de la NACIÓN, un total fraude, un total desfalco.

Eso fue lo que hicieron la abogada MARTHA LUCIA DAZA RENGIFO, el Padre ministro provincial Fray FRANCISCO LEONARDO GÓMEZ VERGEZ y su secretario provincial Fray MARIO WILSON RAMOS NOVOA (hoy vicario general de la comunidad franciscana en Colombia, es decir, el segundo al mando), y sus CÓMPLICES, que detallé ampliamente en mi alegato de conclusión, cosa, que hasta ahora, nadie salvo yo, ha protestado públicamente. Es que la ignorancia es atrevida y tienen confundido a todo el mundo, “en río revuelto ganancia de pescadores”. Ver folios 244 a 246 del expediente cuaderno principal de la demanda.

4 Por haberse ELABORADO, redactado y entregado la CARTA DE DESPIDO, es decir, el ACTO ANTIJURÍDICO, INVÁLIDO, INEFICAZ, NULO dentro de un DESPIDO COLECTIVO ILEGAL (ley 50 de 1990, art. 67, numerales 4 y 5, que modificó el art. 40 del Dcto. 2351 de 1965).

EL DESPIDO COLECTIVO SI SE DIO, lo que ocurre es que el Honorable Tribunal ad quem sólo tuvo en cuenta el testimonio del padre Peña Quijano que es valido, y muy importante, pero que es superado por una prueba documental, que fue recogida dentro de la inspección judicial, el 23 de noviembre de 2009, en las instalaciones de la demandada, compilada en el cuaderno # 1 de dicha diligencia de Inspección Judicial, que corresponde al cuaderno # 4 del expediente (cuaderno que arrimó a la secretaria de la honorable sala de casación laboral de la corte suprema de justicia de Colombia, sin pasta?), visible a folios 136 y 137 de dicho cuaderno # 4 e inspección judicial cuaderno # 1, que es la relación de los empleados despedidos suscrita por el representante legal, de la Universidad de San Buenaventura, Seccional de Cali, abogado RAMÓN ALEJANDRO VARGAS SIERRA, en donde da cumplimiento a lo ordenado en el famoso oficio 818 de diciembre 9 de 2008, visible a folio 608 del cuaderno principal de la demanda (# 1), señalando expresamente el total de empleados permanentes que fueron liquidados dentro de esas fechas, sus nombres, apellidos, cargo, tiempo en al empresa, salario devengado y fecha de despido.

ALLÍ SE HABLA DE CUARENTA Y DOS (42) EMPLEADOS. Lo que supera con creces la cifra del 7% calculada por el Honorable Tribunal ad quem en 30.12 trabajadores, con base en los 23 trabajadores que señala el Padre Peña Quijano en su declaración bajo juramento. Ver folios708 a 719 expediente cuaderno principal (# 1).

EL DESPIDO COLECTIVO ILEGAL ES UN HECHO, porque si bien la universidad manifestó por intermedio de su representante legal VARGAS SIERRA en el interrogatorio de parte que tenía también empleados en la sede Bogotá, y en las seccionales de Medellín y Cartagena, ese hecho nunca lo probó, por lo cual el despido colectivo ilegal se configuró, ya que su representante legal VARGAS SIERRA manifestó expresamente  dentro del interrogatorio de parte (visible a folio 741, décima séptima (17) pregunta, cuaderno # 1) que no se pidió autorización previa al MINISTERIO DEL TRABAJO Y SEGURIDAD SOCIAL para proceder a despedir a todas esas personas, que era necesario hacer, porque la enorme mayoría fue despedida sin justa causa (artículo 64 del C. S. T.).

Usó el artículo 64 como si se tratara de una Patente de Corso, de un Cheque en Blanco, que el empleador puede usar a discreción con sus trabajadores, cosa, que está expresamente prohibido hacer por la NORMA LABORAL (Ley 50 de 1990).

5 Por carecer el Rector HERNÁN ELÍAS PEÑA QUIJANO de CAPACIDAD LEGAL (artículo 1502 del C. C.) para DESPEDIR, pues conforme al acta № 24 del CONSEJO MÁXIMO visible a folios 74 a 78 del cuaderno № 3 de la INSPECCIÓN JUDICIAL, cuaderno # 6 del expediente, el DEFINITORIO PROVINCIAL (supremo órgano de gobierno de la Orden Franciscana de los hermanos menores) le violó la autonomía constitucional al CONSEJO MÁXIMO (supremo órgano de gobierno de la Universidad de San Buenaventura), al intervenir ilegítimamente, de manera expresa, en el nombramiento del padre HERNÁN ELÍAS PEÑA QUIJANO como Rector de Cali, cosa que el Definitorio Provincial no podía hacer, pues es contraria a la constitución política (art. 69), contraría a la LEY ORDINARIA de la Educación Superior (ley 30 de 1992 y sus decretos reglamentarios), contraría al estatuto orgánico de la Institución (art. 16 ordinal g), injusta e inmoral. Un desacato total del imperio de la ley. Usurpación de la autonomía visible a folio 260, acta № 24, página 4, numeral 7, ordinal c. del expediente cuaderno principal de la demanda (# 1).

Invito a los HONORABLES MAGISTRADOS DE LA SALA DE CASACIÓN LABORAL a consultar dicho folio 260, cuaderno # 1, en donde en el punto 7, numeral c, dice lo siguiente, el acta 24 del CONSEJO MÁXIMO, abro comillas:

NOMBRAR como nuevo Rector de la Seccional de Cali a Fray Hernán Elías Peña Quijano, OFM. Dicho nombramiento fue tomado contando con el consentimiento oral y escrito del DEFINITORIO PROVINCIAL (se anexan al acta las cartas de dos definidores presentando su candidato a ocupar el cargo de Rector de la seccional de Cali). Realizada la votación se obtuvieron los siguientes resultados: 5 votos positivos y 1 abstención.”

Lo anterior es una violación flagrante del artículo 16, ordinal g del estatuto orgánico de la UNIVERSIDAD DE SAN BUENAVENTURA, y por ende de la AUTONOMÍA CONSTITUCIONAL de la Universidad consagrada en el artículo 69 de la CARTA SUPERIOR.

Ese ARTÍCULO 16, ORDINAL G dice lo siguiente:”Son funciones del CONSEJO MÁXIMO: …………………..g) Nombrar al Rector de la sede y a los Rectores de cada una de las seccionales” norma visible a folio 64, cuaderno principal de la demanda (# 1).

Vemos como, en ninguna parte del ESTATUTO ORGÁNICO de la Universidad, se dice que tal DECISIÓN AUTÓNOMA del CONSEJO MÁXIMO debe ser consultada de manera verbal y escrita con el supremo órgano de gobierno de la ORDEN FRANCISCANA DE LOS HERMANOS MENORES (ordo fratrum minorum) DE COLOMBIA, es decir, con su DEFINITORIO PROVINCIAL. Una prueba más de que la Universidad se encuentra ilegalmente INTERVENIDA por su fundadora. Lo único que queda de la UNIVERSIDAD DE SAN BUENAVENTURA, después de su TOMA HOSTIL por parte de la ORDEN FRANCISCANA DE LOS HERMANOS MENORES (ordo fratrum minorum) es su nombre, al punto que hoy la universidad tiene la misma dirección, que tiene la ORDEN DE LOS HERMANOS MENORES (ordo fratrum minorum) DE LA PROVINCIA FRANCISCANA DE LA SANTA FE DE COLOMBIA.

6 Si la cadena de motivos anteriores no fuera razón suficiente para concluir que estamos frente a una prueba —CARTA DE DESPIDO―  que la constitución política en su artículo 29, inciso final considera NULA DE PLENO DERECHO, debo recordar, que la INJUSTA E ILEGAL CARTA DE DESPIDO, el acto jurídico ineficaz, antijurídico, inválido, nulo, lo redactó un tercero, ajeno a la institución, la abogada MARTHA LUCÍA DAZA RENGIFO ―profesional del derecho que fue condenada por el HONORABLE TRIBUNAL SUPERIOR DEL DISTRITO JUDICIAL DE CALI, por el delito de FRAUDE A RESOLUCIÓN JUDICIAL, a la PENA de DIEZ Y SEIS (16) MESES, QUINCE (15) DÍAS DE ARRESTO, ACTUALMENTE SE ENCUENTRA PURGANDO DICHA PENA, ver folios 693 a 704 del cuaderno # 1 apoderada del ministro provincial (también un tercero), pero no de la Universidad de San Buenaventura, Seccional de Cali.

7 Por último, debo tachar a la CARTA DE DESPIDO de inmoral, antiética, pues ella y su contenido, violan las buenas costumbres (artículo 1518 del C. C.)………… [móvil: fraude, estafa, atraco, decomiso, desposesión, usurpación, raponazo, asalto, confiscación de todos los derechos del demandante por la fuerza (vía de hecho), MEDIANTE DOS (2) SIMPLES HOJAS DE PAPEL, ENTREGADAS EN LA PORTERIA DE LA UNIVERSIDAD, en especial de…………. su puesto de trabajo…………… para dárselo aun fraile ―Para corroborar este HECHO, invito a los HONORABLES MAGISTRADOS DE LA SALA DE CASACIÓN LABORAL a examinar el testimonio de DELIO ANTONIO MERINO ESCOBAR, visible a folio 427, fila o renglón 26, cuaderno principal de la demanda (# 1) y el testimonio de DIEGO FERNANDO VICTORIA ZULUAGA, visible a folio 599,  pregunta № 49., cuaderno principal de la demanda (# 1)   ….. y del ………………dinero de su indemnización, derechos adquiridos durante el último trabajo realizado para la demandada, es decir, durante catorce (14) años, tres (3) meses y veinticinco (25) días, tiempo durante el cual permanecí siempre en el mismo cargo],…….. la sana convivencia, la equidad, la justicia ―ya que la Universidad de San Buenaventura, Seccional de Cali, trata en ella, a su empleado de tantos años y que tanta riqueza material y valores morales le había proporcionado— sin justicia, sin equidad, sin respeto, sin medida, de manera desleal, infame, indigna, dolosa, hiriente, calumniosa, injuriosa, atrevida, sin freno, es decir, en forma totalmente irresponsable, anticristiana, antisocial, antirreligiosa.

En este caso concreto la UNIVERSIDAD DE SAN BUENAVENTURA, Seccional de Cali, pecó de manera grave. POR CULPA DE SU FUNDADORA, terminó violando a su empleado ―FRANCISCO JAVIER VELASCO VÉLEZ— no solo todo su NÚCLEO ESENCIAL, TODO SU BLOQUE DE CONSTITUCIONALIDAD, y demás normas debidamente citadas y detalladas que lo protegían, sino que terminó violando al mismo tiempo, la regla de San Francisco y de Santa Clara, las CONSTITUCIONES GENERALES y los ESTATUTOS GENERALES de la ORDEN FRANCISCANA DE LOS HERMANOS MENORES, una organización de origen Italiano, perteneciente a la IGLESIA ROMANA, uno de sus brazos, con más de  VIII (OCHO) SIGLOS de historia en la cultura occidental, pero que en la REPÚBLICA DE COLOMBIA, en este caso concreto, se portó como una verdadera delincuente, una usurpadora, una violadora del ORDEN JURÍDICO COLOMBIANO, y lo más grave de todo, hizo cometer a la UNIVERSIDAD DE SAN BUENAVENTURA, Seccional de Cali, su FUNDACIÓN, una serie de errores e irresponsabilidades, que ahora la UNIVERSIDAD DE SAN BUENAVENTURA, Seccional de Cali esta obligada a responder, teniendo derecho luego de pagar los mismos, a repetir contra ella ―CONTRA LA ORDEN DE LOS HERMANOS MENORES (ordo fratrum minorum) DE LA PROVINCIA FRANCISCANA DE LA SANTA FE DE COLOMBIA— todos estos costos y gastos, que la ORDEN DE LOS HERMANOS MENORES (ordo fratrum minorum) DE LA PROVINCIA FRANCISCANA DE LA SANTA FE DE COLOMBIA esta obligada ahora a devolver a ella, por haber obrado de manera irresponsable y sin media con su FUNDACIÓN.

La ORDEN DE LOS HERMANOS MENORES (ordo fratrum minorum) DE LA PROVINCIA FRANCISCANA DE LA SANTA FE DE COLOMBIA, le debe restituir a la UNIVERSIDA DE SAN BUENAVENTURA, Seccional de Cali, el valor total de los dineros que ésta, ha tenido y tendrá que sufragar con ocasión de la ilegal intervención de que fue objeto por parte de su FUNDADORAel daño causado por ella, a su FUNDACIÓN es gravísimo—  deberá por ello restituir el valor total de los dineros que por su culpa la FUNDACIÓNhaya tenido que pagar y que pague en el futuro, con ocasión y causa de la ilegal e ilegitima intervención que cometió con su fundación, un delito total. Hecho, conducta, sancionada expresamente por el Código Penal en su artículo 425.

Ver violación de la LEY 190 DE 1995 de (junio 6), que reza así:

Artículo 46º.- La entidad sin ánimo de lucro que dé aplicación diferente a los recursos que reciba del Estado a cualquier título, será sancionada con cancelación de la personería jurídica y multa equivalente al valor de los aplicados indebidamente, sin perjuicio de las sanciones penales que por tal hecho se pueden generar.”

Por eso estimó yo, MUY RESPETUOSAMENTE, que es fundamental que la HONORABLE SALA DE CASACIÓN LABORAL DE LA CORTE SUPREMA DE JUSTICIA, una vez, casada la sentencia del Honorable Tribunal ad quem, sentencia que ha sido tachada por medio de esta demanda de ilegal, es decir, debidamente anulada por ilegal, se CONSTITUYA EN TRIBUNAL DE INSTANCIA y emita una nueva, que sirva de ejemplo, para que jamás de los jamases una FUNDADORA se vuelva a meter con su FUNDACIÓN y le haga cometer tantos errores, en especial con sus pobres trabajadores ―para impedir los despidos ilegales, los trabajadores de la UNIVERSIDAD DE SAN BUENAVENTURA, Seccional de Cali, se tuvieron que sindicalizar, hecho (NOTORIO) que le consta a la Honorable sala de casación laboral— que luego ésta, la universidad (fundación), tenga que reparar por su culpa (de su fundadora),…………. ocasionándole ese hecho, graves daños a su patrimonio. Con mayor razón, dentro de las Instituciones de Educación Superior, que gozan de AUTONOMÍA DE ESTIRPE Y RANGO CONSTITUCIONAL (artículo 69 superior).

Los hechos cometidos por la ORDEN DE LOS HERMANOS MENORES (ordo fratrum minorum) DE LA PROVINCIA FRANCISCANA DE LA SANTA FE DE COLOMBIA dentro de UNIVERSIDAD DE SAN BUENAVENTURA, Seccional de Cali, son muy graves y deben ser investigados y sancionados por las autoridades correspondientes, para que jamás unos hechos de tal gravedad se vuelvan a repetirse en el futuro. dura lex, sed lex………………………….

HONORABLE MAGISTRADA PONENTE DRA ELSY DEL PILAR CUELLO CALDERÓN SALA DE CASACIÓN LABORAL CORTE SUPREMA DE JUSTICIA, DRA DINORA CECILIA DURAN NORIEGA SECRETARIA HONORABLE SALA DE CASACIÓN LABORAL CORTE SUPREMA DE JUSTICIA, CORTE CONSTITUCIONAL, CONSEJO DE ESTADO, CONSEJO SUPERIOR DE LA JUDICATURA, DRA MARIA DEL CARMEN HERNANDEZ CARRIAZO SECRETARIA HONORABLE TRIBUNAL SUPERIOR DEL DISTRITO JUDICIAL DE SANTIAGO DE CALI, DR WILLIAM ROLDÁN MORÁN SECRETARIO JUZGADO QUINTO LABORAL ADJUNTO DE DESCONGESTIÓN DEL CIRCUITO DE SANTIAGO DE CALI, UNIVERSIDAD DE SAN BUENAVENTURA SECCIONAL DE CALI, USB CALI, ORDO FRATRUM MINORUM, JOSE RODRIGUEZ CARBALLO

honorable magistrada ponente dra elsy del pilar cuello calderón sala de casación laboral corte suprema de justicia, dra dinora cecilia duran noriega secretaria honorable sala de casación laboral corte suprema de justicia, corte constitucional, consejo de estado, consejo superior de la judicatura, dra maria del carmen hernandez carriazo secretaria honorable tribunal superior del distrito judicial de santiago de cali, dr william roldán morán secretario juzgado quinto laboral adjunto de descongestión del circuito de santiago de cali, universidad de san buenaventura seccional de cali, usb cali, ordo fratrum minorum, jose rodriguez carballo



2 comentarios

Archivado bajo Uncategorized

2 Respuestas a “DEMANDA DE CASACIÓN LABORAL_20

  1. Estando debidamente probada la arbitrariedad cometida por la UNIVERSIDAD DE SAN BUENAVENTURA, Seccional de Cali, parte demandada con su DIRECTOR ADMINISTRATIVO GENERAL antes de intentar despedirlo de forma inconstitucional, ilegal e injusta, y demostrada plenamente dentro del plenario que ésta fue formal y material, su CONTROL sólo formal por parte del ad quem,…”……….no sólo es recortado sino que en sí mismo anticipa una grave impunidad, generando, por contera un oprobioso privilegio consistente en poder violar el ordenamiento jurídico sin consecuencias y reclamando para esa mácula intangibilidad que sólo se prodiga a la auténtica aplicación e interpretación del derecho……….” Sent T-173/93, M.P. JOSÉ GREGORIO HERNÁNDEZ GALINDO; Sent T-231, mayo 13/94. M.P. EDUARDO CIFUENTES MUÑOZ.

  2. La inconstitucional e ilegal sentencia de segunda instancia proferida por el honorable Tribunal ad quem dentro del caso laboral de Francisco Javier Velasco Vélez, su DIRECTOR ADMINISTRATIVO GENERAL contra la Universidad de San Buenaventura, Seccional de Cali, se encuentra en este momento ante la honorable sala de casación laboral de la Corte Suprema de Justicia para su anulación y posterior rectificación. Sentencia en donde el honorable Tribunal ad quem sólo sanciona la falta de justa causa para despedir (aplicación del artículo 64 del C.S.T.), pero que deja sin castigo la violación del debido proceso, y por ende, del incumplimiento de su contrato laboral a termino indefinido, legalmente celebrado con la universidad, de que fue objeto el CENSOR antes de ésta intentar su despido, es decir, posterior a la violación de su debido proceso, hecho que consumó al elaborar y redactar físicamente la ilegal e injusta carta de despido y al retirar físicamente por la fuerza al CENSOR de la fundación, cosa que no podía hacer, conforme con lo dispuesto por la Constitución Política (art. 29 y 69), con la Ley 30 de 1992 y sus decretos reglamentarios, con el precedente de vieja data de las altas cortes (t-301/1996 M.P. EDUARDO CIFUENTES MUÑOZ), con el artículo 60 del Estatuto Orgánico de la Universidad, con el artículo 52, ordinales 10 y 11 del Reglamento Interno de Trabajo de la Institución, con los artículos 47, 55 y 62 parágrafo del Código Sustantivo del Trabajo, con el artículo 1546 del Código Civil entre muchos otros más.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s