GIMNASIO MODERNO: ESCUELA NUEVA O ESCUELA ACTIVA DE EDUCACIÓN

ABOGADOS FRANCISCO VELASCO Y PAULA GONZÁLEZ 003

ABOGADOS FRANCISCO VELASCO Y PAULA GONZÁLEZ

ABOGADO FRANCISCO JAVIER VELASCO VÉLEZ

ABOGADO FRANCISCO JAVIER VELASCO VÉLEZ

ABOGADO FRANCISCO JAVIER VELASCO VÉLEZ

ABOGADO.FRANCISCO.VELASCO.OLEO.2012.001

Como su nombre lo indica, es una escuela que pretende desarrollar la educación desde otro punto de vista al ya tradicional, en especial, al de las escuelas regentadas por las órdenes religiosas donde todo está dicho y el principio de autoridad y disciplina son la orden del día.

Conforme con lo anterior, es una escuela laica, de pensamiento liberal, en permanente tensión, viva, su aula es un laboratorio en donde más que respuestas se manejan preguntas, es algo haciéndose, de nunca acabar, fundada en la disciplina de confianza entre el profesor y el alumno, que supone que la mente del niño es sistemáticamente diferente a la del adulto, por lo cual requiere de un tratamiento especial, acorde con su proceso de desarrollo mental y motriz, eso no es otra cosa que el reflejo de lo que sucede en el mundo ―en la naturaleza— en donde la única constante es el cambio.

Es decididamente occidental, en este sentido, es autónoma, libre, independiente, profundamente griega, sin duda como la intuyó Sócrates, quien nada escribió, pero cuyo pensamiento conocemos a través de Platón y Aristóteles, para quien no había hombres buenos o malos sino sabios e ignorantes, por eso mandaba conocerse primero así mismo, para luego poder conocer a los demás, señalaba la necesidad de formar en la virtud moral (fortaleza, templanza, prudencia, justicia) a cada uno de los miembros de la pólis, consciente de que la naturaleza humana es en cada individuo única e irrepetible, que no obstante la condición humana ser bastante parecida o análoga, nunca es igual, ya que cada ser humano responde desde sus genes y desde su “ecro”, es decir, desde su esquema, conceptual, referencial y operativo de su mente, como diría Ortega y Gasset “yo soy yo y mi circunstancia”.

La escuela nueva o escuela activa, parte de varios supuestos en especial propuestos y descubiertos por sus promotores. Montaigne: El escepticismo como fundamento de la sabiduría; Rousseau: Su estado de naturaleza y su itinerario pedagógico expuesto en sus obras El Emilio y Nueva Eloísa. Antes que nada el preceptor no debe considerar al niño como un adulto en miniatura. La naturaleza quiere que los niños sean niños antes de ser hombres; Dilthey: El hombre no sólo es razón, sino sentimiento y voluntad recordando a KantDewey: La experiencia no se reduce a la conciencia o al conocimiento; precariedad y riesgo de la existencia; la teoría de la investigación; sentido común e investigación científica: las ideas como instrumento; la teoría de los valores; la teoría de la democracia; Montessori: Con su método que observa y apoya el desarrollo natural del niño, ayudándolo a ser creativo, a resolver problemas, a tener pensamiento crítico y habilidades de gestión del tiempo, que contribuye con la sociedad y el medio ambiente en el que le tocó vivir, convirtiéndose en una persona respetuosa de su prójimo, a ser tolerante, consciente del dolor ajeno y protector de la naturaleza en general; Decroly: Escuela para la vida mediante la vida. Como propuesta pedagógica basada en el respeto por el niño y su personalidad con el objetivo de preparar a los niños para vivir en libertad. Se opuso a la disciplina rígida, apostando por crear un ambiente motivador con grupos homogéneos basados en la globalización, la observación de la naturaleza y la escuela activa. Su método de los centros de interés, es un método pedagógico que consiste en centrar los temas de estudio de acuerdo con los intereses de los niños en cada edad. Este tipo de planificación posee tres etapas: observación, asociación y expresión. Decroly, al igual que su contemporánea Montessori, comenzó interesándose por los problemas de aquellos a los que denominaba “débiles mentales”. Aplicó el método científico a la investigación de los factores que puedan modificar de forma favorable, la evolución intelectual, afectiva y motriz de los niños que sometía a su observación. Piaget: Su teoría supone que el proceso cognitivo o pensamiento de los niños jóvenes es inherentemente diferente del de los adultos, al final propone una teoría global de las etapas del desarrollo, afirmando que los individuos exhiben ciertos patrones de cognición comunes y diferenciables en cada período de su desarrollo.

La escuela nueva, intenta alejar o liberar al niño de las cadenas de los dogmasopresión, ignoranciamitos, ídolos, prejuicios y supersticiones.

Le enseña a dudar, a ser escéptico, a sospechar de todo, pero sólo y únicamente para aprender a encontrar la verdad, y no simplemente para negarlo todo y no creer en nada.

El niño gimnasiano aprehende a no tragar entero, no para terminar en el solipsismo, ateísmo, nadaísmo, masonería, agnosticismo o cualquier otra ideología parecida, sino para no caer en estas y en sus opuestas.

El gimnasiano aprende a distinguir entre una ideología y otra, entre una creencia y otra, es un desconfiado por antonomasia. Finalmente lo único que le interesa es la verdad sobre la mesa, nada oculto, nada confuso u oscuro, todo claro y distinto como el agua.

El gimnasiano desde muy niño es consciente que como hombre que es, posee una naturaleza bifronte, es decir, que el ser humano se mueve aparentemente en dos (2) mundos, el de su cuerpo y el de su mente, que tiene sentidos tanto externos como internos. Luego, ya como adulto y por su propia iniciativa, decidirá si se queda en ese dualismo o por el contrario, reduce su mente al cuerpo o decide lo contrario (materialismo o idelismo).

A algunos gimnasianos estas distinciones anteriores les tienen sin cuidado, les da lo mismo lo uno o lo otro, pues son tolerantes y creen que lo que importa en la vida es saberla vivir en paz, respetando a los demás, ayudándose mutuamente y eso ya, los hace felices.

El gimnasiano es un hombre justo, ama la justicia y condena la injusticia. Sabe que nadie  tiene la verdad absoluta, que lo máximo que el hombre puede lograr es una aproximación a dicha verdad, en especial tratan doce de las causas y de los principios de las cosas en general. Con respecto a la verdad particular y concreta, es consciente de que ésta  debe surgir de los hechos, es decir, que las palabras que la expresan deben referirse únicamente a ellos (res non verba). Al  asumir la mente la forma del lenguaje, éste, se convierte en un intermediario entre las ideas y las cosas, por eso las palabras que se usen deben ser precisas, para que puedan expresar lo que verdaderamente se quiere decir y no otra cosa. Las palabras deben concordar, adecuarse a los hechos concretos, resultando así estas coherentes con lo que se piensa y lo que verdaderamente esta ocurriendo en la realidad. A veces no existe una sola verdad, sino muchas verdades, pues algunas de ellas son relativas, son las llamadas verdades subjetivas, es decir, son verdades que dependen del punto de vista, creencias, tendencias, gustos, de cada persona, a eso es lo que llamamos doxa u opinión, y es precisamente lo que sucede con los sentidos ético (moral), estético (arte), religión, derecho, política, historia, lenguajes, economía, psicología, arqueología, antropología, sociología y el resto de conocimientos sobre los fenómenos que afectan la naturaleza o esencia mental o cognitiva del hombre. Por el contrario las ciencias (física, química, biología, astro física, lógica y matemáticas) o episteme, pretenden poseer la verdad verdad, la verdad verdadera, una verdad no aparente, que no se discute aquí ni en ninguna otra parte, cosa que así ocurre hasta que una nueva observación, un nuevo hecho, un nuevo experimento la contradiga.

De acuerdo con lo anterior, el hombre es la medida de los hechos que le ocurren a él como hombre. Por el contrario, la ciencia es la medida de los fenómenos que ocurren en la naturaleza. En este sentido la ciencia dejo de ser exacta y se volvió probabilista.

El hecho que desde un punto de vista físico, el MOVIMIENTO, el TIEMPO y el ESPACIO sean relativos, ello no implica que todo sea relativo. Por ejemplo: El GIMNASIO MODERNO está en Bogotá, y eso es un hecho indiscutible. FRANCISCO VELASCO está en Cali, y en este preciso momento está escribiendo esta memoria, esos son hechos, que nadie puede negar. De manera que no todo es relativo, algunas cosas sin embargo si lo son.

El gimnasiano sabe que los DERECHOS HUMANOS -libertades políticas, vida, salud, educación, trabajo, autonomía de conciencia y expresión, justicia, honor, honra, familia, vivienda y demás derechos del hombre- son absolutos, es decir, que ellos no dependen de que una persona sea cristiana, musulmana, judía o que profese cualesquiera otra religión o creencia o punto de vista; que los acepte un gobierno o una determinada sociedad o pueblo; que sea rica o pobre; educada o ignorante; de raza blanca, negra, india u otra parecida; que sea hombre o mujer; niño, adulto o anciano; sano o limitado físico o mental, sino que ellos dependen única y exclusivamente de la naturaleza humana, de la condición humana, de su ser humano, cuyo pilar es la dignidad del hombre, que consiste de manera primordial en su mente: conciencia, sentidos, sentimientos, razón y voluntad, es decir, en su “yo”, en su persona, en su personalidad, a pesar de que un eminente gimnasiano escéptico, diga que  ésto último es un mito.

Atte,

FRANCISCO JAVIER VELASCO VÉLEZ

Gimnasio Moderno_promoción_69

Deja un comentario

Archivado bajo Uncategorized

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s